PEDRO OOM


Nació en Santarém, Portugal, en 1926. Se incorporó al surrealismo a finales de los años cuarenta, participando en las actividades del Grupo Surrealista de Lisboa, junto con Mário Cesariny, Mário Henrique Leiria, António Maria Lisboa, Antonio José Forte, Manuel de Lima, Herberto Helder o el recientemente fallecido Cruzeiro Seixas. A los 24 años abandona toda actividad artística y literaria vinculada al surrealismo. Murió en Lisboa en 1974. Su obra estuvo dispersa en periódicos y revistas, como por ejemplo la revista Pirâmide, hasta que fue recogida póstumamente, en 1980, en dos volúmenes bajo el título Actuação Escrita.

AS VIRTUDES DIALOGAIS

Dentro
de mim
há uma planta
que cresce
alegremente
que diz
bom dia
quando nos amamos
ao entardecer
e boa noite
quando florimos
à alvorada
uma árvore
que não está com o tempo
este tempo
a que chamamos
nosso.

LAS VIRTUDES DEL DIÁLOGO

Dentro
de mí
hay una planta
que crece
felizmente
que dice
buenos días
cuando nos amamos
al anochecer
y buenas noches
cuando florecemos
en la madrugada
un árbol
que no tiene tiempo
este tiempo
al que llamamos
nuestro.

(Extraído del libro A única real tradição viva: antologia da poesia surrealista portuguesa de Perfecto E. Cuadrado, Ed. Assírio & Alvim, 1998, p. 277)

POEMA

à Júlia Chaves

Há um ar de espanto
no teu rosto em silêncio pequenas pausas
entre nós e as palavras
que desfiamos
Quando o silêncio (pausa mais longa
que nos contrai o peito)
cai bruscamente
duas mãos agitam-se meigamente as nossas
e os mendigos, todos os mendigos
espreitam ao postigo do teu pequeno apartamento
coroados de rosas e crisântemos
É o momento
em que afirmamos a realidade das coisas
não a que vemos na rua
e que sabemos fictícia
mas a outra
aurora cintilante
que põe estrelas no teu sorriso
quando acordas de manhã
com um sol de angústia na garganta
acredita
nada nos distingue
entre a multidão anónima a que pertencemos
embora
o fotógrafo teime sempre
em nos oferecer uma esperança
-fluido imaterial que nem mil anos
poderão condensar –
O nosso rasto
mal se apercebe na areia
condenados ao fracasso
pequena glória dos pequenos heróis deste tempo
ainda aspiramos
no entanto
a ser o índice deste século
único sinal humano, florescente e salubre
de contrário
seremos apenas
um halo de vento
arco-íris de luto
ou estrada para sedentários
É ocioso
preparar a objectiva
que nos vai condenar a um número
nesta cidade onde cada homem
é escravo de uma arma
Ocioso
avivar as flores do cenário
encher de luar o jardim do nosso afecto
Só um acaso
nos poderá revelar
por isso
fechemos o rosto
meu amor

POEMA

a Júlia Chaves

Hay un aire de asombro
en tu rostro en silencio pequeñas pausas
entre nosotros y las palabras
que desentrañamos
Cuando el silencio (pausa más larga
que aprieta nuestro pecho)
cae bruscamente
dos manos sacuden suavemente las nuestras
y los mendigos, todos los mendigos
acechan el portillo de tu pequeño apartamento
coronado de rosas y crisantemos
Es el momento
en el que afirmamos la realidad de las cosas
no el que vemos en la calle
y que sabemos ficticio
sino el otro
amanecer brillante
que pone estrellas en tu sonrisa
cuando te despiertas por la mañana
con un sol de angustia en la garganta
cree
que nada nos distingue
de entre la multitud anónima a la que pertenecemos
a pesar de que
el fotógrafo siempre insiste
para ofrecernos esperanza
-fluido inmaterial que ni siquiera mil años
pueden condensar-
Nuestro rastro
apenas se nota en la arena
condenados al fracaso
pequeña gloria de los pequeños héroes de este tiempo
todavía aspiramos
sin embargo
para ser el exponente de este siglo
único signo humano, floreciente y saludable
de otra manera
seríamos apenas
un halo de viento
arcoiris de luto
o camino para sedentarios
Es inútil preparar el objetivo
que nos condenará a un número
en esta ciudad donde todo hombre
es esclavo de una pistola
Inútil
avivar el paisaje de flores
llena el jardín de nuestro cariño con luz de luna
Solo un azar
podrá revelarnos
por eso
cerremos el rostro
mi amor

Traducción de Vicente Gutiérrez Escudero

TRADUCCIÓN

TACEY M. ATSITTY

Tacey M. Atsitty es Tsénahabiłnii (Gente de la Roca del Sueño). Su abuelo materno es Tábąąhí (Gente de la orilla del agua) y su abuelo paterno es Hashk’áánhadzóhí (Gente de la Fruta Yucca Encandenada-más allá-de-la-Línea) de Cove, AZ.

Ha recibido la Beca de Escritura Creativa Truman Capote, el Premio de Poesía Corson-Browning, el Premio de Escritura Creativa Morning Star y el Premio Philip Freund. Tiene una licenciatura de la Universidad Brigham Young y del Instituto de Artes Indígenas Americanas. Su trabajo ha aparecido o se publicará próximamente en POETRY Magazine, Kenyon Review Online, Prairie Schooner, Crazyhorse, Literary Hub, New Poets of Native Nations y otras publicaciones. Su primer libro es Rain Scald (University of New Mexico Press, 2018).

Es directora del Festival de Cine Navajo, miembro de la Junta Directiva de Lightscatter Press, miembro del Consejo Asesor del Centro Charles Redd de Estudios Occidentales de la Universidad Brigham Young y miembro de la Advisory Board del Intermountain All-Women Hoop Dance Competition. Es estudiante de doctorado en el Programa de Escritura Creativa de la Universidad Estatal de Florida.

El siguiente poema es inédito en castellano y trata sobre el efecto de la educación colonial en los niños de las comunidades indígenas.

Diluir
Espina dorsal, cerebro como una yema.
prometida a uno-
completo. Cuantum


de sangre. Valla
del pulso, corriendo.
Viento, para arrojar


a un crío amarrado
en una cuna, para esconderse
y galopar lejos. Repudiado.


Banderitas de papel ondulantes
De meado de bueyes. El animal


muerto tan negro,
Dice que vas a la escuela. Roba


a los niños. Llévame
a la sustancia, a la 
espina dorsal caída, pepitas 


de hueso. En estas oleadas
nos enseñaron a caminar,
con la palabra, esta arruga


de papel, agita el anillo blanco
otra masacre de nombres.
Chupa la médula de tinta

que riza el agua. Las madres abandonadas
se desploma y aúlla en la  arena—
camina en la lluvia, sobre piedra.


Finalmente el blanco sale
de lo marrón. El nativo
hecho crema.


Mata al Indio, Salva al Hombre
Un fugitivo con una costra de nieve—
confundido de las letras.


La lluvia da una ventaja, borra.
Busca los signos. Te dicen
dónde sentarte, rastrea los ángeles 

suavemente se hacen uno. Extiende
la palma de tu mano así, significa:
Tú me das agua.

Traducción inédita realizada por Alicia Barron

FESTIVAL DE POESÍA VISUAL

IV Festival de Poesía Visual de Berja

La Bienal ex!poesía de Euskadi ya está presente en Berja con la Muestra “Aspectos curriculares poco conocidos de nuestros poetas visuales”. Enmarcada en el IV Festival de Poesía Visual de este pueblo, puerta de la Alpujarra almeriense; la muestra, recoge el trabajo de 20 artistas y poetas visuales, entre los que me incluyo: Alberto Muñoz, Antonella Prota, Antonio Orihuela, César Reglero, Daniela Bartolomé, Detritus, Felipe Zapico Alonso, Giovanni Fontana, Ianire Sagasti, Isabel Huete, Julien Blaine, Luz Grossi, Mary Zurbano, Mikel Varas, Myriam Muriel Mercader, Mónica Nude, Raúl Reguera, Txaro Etxebarría,Txema Agiriano, Vicente Gutiérrez Escudero.

TRADUCCIÓN

JEHAN MAYOUX

Nace en 1904. Maestro antimilitarista y libertario. En 1933 entró en contacto con el movimiento surrealista, movimiento del que formaría parte hasta 1967. En 1939 rechazó la movilización y fue condenado a cinco años de prisión pero consiguió  escapar. El régimen de Vichy lo capturaron y los alemanes lo deportaron al campo de Rawa-Ruska en Ucrania. En 1945, volvió a la docencia. Durante la guerra de Argelia reivindicó el derecho a la rebelión firmando el “Manifiesto de los 121”. Posteriormente participó en los movimientos de mayo del 68 pero se desmarcó del movimiento tras un desacuerdo con ciertos sindicatos. Fallece en 1975.

Entre sus obras destacan Ma tête à couper y Au crible de la nuit

Yo traigo un gran viento...

Yo traigo un gran viento sobre mi litera
Una mariposa golpea la roca con guantes de reloj
Este es el bosque
Bailo ante su puerta
La ardilla cuenta una historia de olas
La bella
Fue mecida por una gran procesión de peces
En el corazón lechoso de su mansión de musgo
La espuma en el viento que viene es el eco de una caracola
La promesa de la oscuridad
Yo, el barco, estoy hecho como un árbol
de lluvia frondosa de sombra risueña
Con raíces solares
Estoy hecho de aire y sueño



Traducción Vicente Gutiérrez Escudero

TRADUCCIÓN

JOËL GAYRAUD

gayraudJoël Gayraud, es uno de los miembros del grupo surrealista de Paris más activos. Es, además de un gran indagador en el mundo onírico y un firme defensor del pensamiento utópico, traductor al francés de Giorgio Agamben –entre otros autores- y formó parte del comité de redacción del número 1 de la revista Tiqqun. El caso es que el verano pasado, recorriendo Francia, pude adquirir uno de sus más interesantes libros: La peau de l’ombre, publicado en 2004 por el sello José Corti Editions, editorial en la que, por cierto, Gherasim Luca publicara la mayoría de sus libros. He de decir que ya conocía algunos de sus párrafos, ya que fueron traducidos al castellano por José Manuel Rojo para el número 15/16 de la revista “Salamandra. Intervención surrealista” en 2005. Las piezas que aquí traduzco son otras distintas a las que aparecieron entonces.

El libro está compuesto por un total de 410 piezas; reflexiones teóricas o derivas expresivas en las que asoman sueños, deseos de revuelta y fogonazos de una lucidez crítica admirable, con las que su autor analiza la vida cotidiana del sujeto actual, todo ello impulsado por un innegociable pensamiento utópico. Ante una realidad que se ha virtualizado y se ha convertido en un espectro, los textos de Gayraud dan carne y sustancia a eso que se intuye, aquello que justamente el filósofo ha descarnado en buscar de la verdad. En resumen, La peau de l’ombre esconde un largo encadenamiento de agenciamientos de enunciación que, sin pretender resolver los enigmas de la realidad, lanzarán al lector a sus más inextricables laberintos. Entre Giorgio Agamben y Roland Barthes, entre André Breton y Francis Ponge, entre Guy Debord y René Char; por esa senda no marcada transita Joël Gayraud.

Recientemente Gayraud ha publicado el libro L’Homme sans hoziron. Matériaux sur l’utopie, libro en el que profundiza en la cuestión del colapso del capitalismo actual desde la inusual óptica del surrealismo.

Extractos de La peau de l’ombre

 

*

Hay una analogía obvia entre recordar y soñar: recordar es soñar lo que uno ha vivido, y soñar es hacer que aquello que uno recuerda cobre vida.

*

Tan refinado, siempre habla con la boca vacía, completamente vacía, tanto que ya nadie lo escucha.

*

La expresión “hacer un viaje por carretera”, tan querida por los imitadores de la Generación Beat en la década de 1970, siempre me ha irritado. Detrás de su trivialidad, puedo ver cómo toma forma la antítesis de lo que debiera ser un viaje o una aventura. Puedo imaginar una serie de lugares, uno tras otro y al mismo tiempo, un desplazamiento lineal sin el espesor de la experiencia, itinerancia confinada al desenredado de una cinta insípida de asfalto, justificando por esta captura mutilada de la espacialidad un mundo que ha renunciado a la aventura de la historia.

*

Tal vez algún día seamos testigos de una revuelta masiva cuya principal motivación y más claro proyecto consistan en reapropiarse del tedio. Los hombres luchan hasta la muerte por reclamar el derecho al aburrimiento, para disfrutar al fin del aburrimiento que les pertenece, del cual una avalancha diaria de anuncios, ofrecidos generosamente y preparados para el consumo, los ha privado.

*

Al sol, las olas del mar Egeo centellean esta mañana como estrellas. Mientras que imagino la bóveda celeste por la noche como si fuese un océano inmenso, con las estrellas como la cresta brillante de las olas invisibles iluminadas por un sol al que damos perpetuamente la espalda, como los prisioneros en la cueva de Platón; un sol dispensador de luz destinado a permanecer para siempre invisible a nuestros ojos sublunares.

*

El catolicismo efectuó un retorno al politeísmo, pero se trata de un politeísmo continuamente aumentado. De hecho, uno puede multiplicar el número de santos hasta el infinito; teóricamente, uno podría tener tantos santos como personas. Para los paganos, sin embargo, el número de dioses es limitado; su politeísmo consiste en entidades discretas. En la religión católica, los límites entre lo profano y lo sagrado se ven constantemente difusos por la capacidad de extender indefinidamente la esfera de la divinidad.

*

“El espejo es nuestro maestro”, señala Leonardo da Vinci; y podría haber agregado: “como la muerte, como el tiempo, en el que también nos vemos reflejados”.

*

En la oposición, totalmente artificial, que los hombres persisten en establecer entre cuerpo y espíritu, la superioridad del cuerpo es evidente: el espíritu no sabría sobrevivir sin el cuerpo, mientras que el cuerpo podría prescindir del espíritu. Este es el hecho tan obvio que las religiones del ascetismo han hecho todo lo posible por encubrir.

*

El alcoholismo mata la embriaguez tanto como seguramente lo hace la sobriedad; la práctica del exceso debe saber liberarse de toda compulsión.

*

Coloque cualquier objeto frente a un espejo –aunque éste sea la obra más perfecta de los fabricantes de espejos venecianos- y siempre le parecerá más borroso y, sobre todo, más alejado por estar a doble distancia de sí mismo a través de la mediación de la superficie reflectante. Pero tú, mirándote a ti mismo en el mismo espejo, ¿no te da la sensación de que te resultas a ti mismo más borroso y más distante que lo que le resultarías a cualquiera que te mire? Sin embargo, todos saben que lo que más halaga a tu pobre yo es la contemplación de este reflejo que, sin embargo, te aleja de ti mismo y te distorsiona abiertamente.

*

Cuando me miro reflejado en los ojos de mi amada, la distancia desde la que me veo es el doble de la distancia con la que ella me ve.

*

La gran lección del surrealismo es que la naturaleza es lo único sagrado que existe, y todo es sagrado. O más bien, que equivale a lo mismo, lo sagrado está contenido en la relación que el hombre mantiene con la naturaleza en tanto en cuanto deja de considerarla como una fuente de producción, como materia de explotación. Podríamos decir que en las sociedades de cazadores-recolectores, lo sagrado tenía a la naturaleza como su único recurso, precisamente porque en ningún momento se pensó en la naturaleza de esa manera. Comenzando con el Neolítico, cuando la naturaleza se consideraba por primera vez como un medio de producción, asistimos al desarrollo de la visión utilitaria de la naturaleza y, al mismo tiempo, a su separación de lo sagrado, de ahí la necesidad de representar lo sagrado en formas demiúrgicas humanas. Lo que hizo posible el surrealismo, y con la mayor fuerza posible, es una sacralidad sin Dios, una trascendencia concebida como un simple pliegue de inmanencia, ajena a toda religiosidad y a toda perpetuación de los rituales.

 

Traducción Vicente Gutiérrez Escudero

RESEÑA

Vals de crímenes

Título: Crimen
Autor: Agustín Espinosa
Edición de: Alexis Ravelo
Sello: Siruela
Colección: Libros del Tiempo 378
Edición:1ª, 2019

 

93789886_544736086456992_2804405617547018240_nHace apenas unos meses que la editorial Siruela publicó Crimen, una de las obras más transgresoras de los años 30, del canario Agustín Espinosa. La presente edición incluye un interesante prólogo de Alexis Ravelo que aporta una visión panorámica de la vida y la obra de su autor y, a modo de introducción, se ha incorporado el poema “Oda a María Ana, primer premio de las axilas sin depilar de 1930”, un poema lleno de humor y erotismo que fue dedicado a una mujer andaluza con la que mantuvo una relación amorosa durante sus años de estudiante en Granada, años en los que, por cierto, conoció a Federico García Lorca.

Agustín Espinosa es uno de los grandes olvidados de la literatura en nuestro país, aunque en los últimos años se le está publicando y homenajeando bastante. Su vinculación con el movimiento surrealista durante los años 30 fue esencial. Por ejemplo, a partir de 1932 comenzó a colaborar estrechamente en la revista Gaceta de Arte, fundada en ese mismo año por Eduardo Westerdahl, y formó parte del grupo conocido como “La facción surrealista de Tenerife”, integrado, entre otros,  por Domingo López Torres, Pedro García Cabrera, Emeterio Gutiérrez Albelo, Eduardo Westerdahl y Domingo Pérez Minik, de quienes Ramón Gómez de la Serna dijo “Están ustedes creando un faro que se ve desde aquí”. Además en 1935 participó en la organización de la II Exposición Internacional del Surrealismo en Canarias, firmando un manifiesto con André Breton y Benjamin Peret quienes por cierto, acudieron en persona a Tenerife junto con Jacqueline Lamba para participar en el evento.

Crimen fue publicado en 1934 y provocó un gran escándalo pues los sectores más reaccionarios de la sociedad no tardaron en tacharla de pornográfica e irrespetuosa. De hecho, al poco de iniciarse la guerra civil el propio autor se vio en la obligación de esconderla y durante todos los años de la dictadura permaneció arrinconada en el olvido por el canon literario. Se ha hablado mucho sobre el género al que pertenece esta obra; desde considerarla como una novela “extraña”, un compendio de breves narraciones hasta poemas en prosa. Yo me limitaría a decir lo que dijera Fernando Arrabal de su propio libro La piedra de la locura: “Es un libro pánico”. Ciertamente Crimen tiene mucho de narración de sueños y me atrevería a asegurar que, incluso, de automatismo. En mi opinión creo que lo que pretendía su autor con este “crimen” era precisamente acabar con la literatura burguesa que hasta entonces había predominado y configurado la cultura del momento, para así acceder a otras formas expresivas, experimentales, arriesgadas e imposible de etiquetar bajo los esquemas analíticos de entonces, y puede que, incluso, del presente.

Al inicio del libro el protagonista describe un crimen que acaba de cometer, alternando el lenguaje erótico con el escatológico. A lo largo de la obra se van sucediendo nuevos crímenes, de lo más dispares y disparatados. No hay empaque narrativo. El lector sentirá la sensación de haberse adentrado en un encadenamiento de pesadillas en las imperan la muerte, el crimen y las pulsiones asesinas, pero lo sórdido se mezcla con un impulso imaginativo de gran belleza onírica, alcanzando un punto de equilibrio admirable. Hay momentos, incluso, en los que diría que los crímenes parecen adquirir características geológicas y cósmicas.

Una eicomo por ejemplo cscrit Crimen.presente)a u¡ranada. los vanguadistas rumanos.y la desolaci                                   última cuestión. En el prólogo Alexis nos recuerda un dato importante: en 1926, poco después de licenciarse y tras haber trabajado en Tenerife como ayudante de cátedra de Lengua y Literatura de la Universidad de la Laguna, Agustín Espinosa viajó a Bucarest. Me pregunto si Agustín ya conocía la obra del gran vanguardista rumano Urmuz, o si durante esa visita a Rumanía llegaría a conocer al vanguardista Geo Bogda -que en esa año tendría unos 18 años- o, al menos, sus primeros escritos. Supongo que no; aún faltaban tres años para que Geo Bogda publicase su célebre obra Jurnal de sex (“Diario del sexo”). Recordemos que Bogda fue encarcelado dos veces acusado de obscenidad por sus polémicos poemas y su figura significó un puente entre la vieja vanguardia rumana de principios de siglo y la generación de poetas vanguardistas posterior a él, los editores de la revista Alge. De todos modos hay grandes similitudes entre los crímenes descritos en Crimen y la escritura de muchos de los vanguardistas rumanos del periodo de entreguerras, como por ejemplo con los asesinatos descritos en los primeros poemas[1] de adolescencia de Gherasim Luca, que comenzaría a publicar en los años 30 en revistas como Pula o Alge. Claro que lo mismo podríamos preguntarnos acerca de la influencia de muchas de las obras de los surrealistas franceses de finales de los años 20, o incluso de muchos de los precursores de este movimiento. En cualquier caso me pareció curioso esa visita a Bucarest en un momento en que esa ciudad era considerada por muchos la capital cultural del mundo.

Tras el inicio de la guerra civil Agustín Espinosa no corrió la misma suerte que otros de sus compañeros, como Domingo López Torres, que fue asesinado en 1937 por los fascistas, pero fue condenado al ostracismo académico y literario; a pesar de la intermediación de amistades afectas al nuevo régimen se le expulsó de su cátedra y tuvo que declarar su unión al Movimiento y afiliarse a Falange para salvar el pellejo. Falleció poco después, en 1939, tras haber sido intervenido quirúrgicamente a consecuencia de una úlcera de duodeno. Hoy en día, a pesar de las ediciones y los homenajes puntuales, puede decirse que sigue permaneciendo sepultado en el olvido, de hecho no se le considera ni siquiera miembro de la Generación del 27, generación en la que debería ser ubicado. En tiempos como los actuales en los que la corrección política y las derivas autoritarias de los gobiernos hacen peligrar la poca libertad de expresión que nos quedaba creo que obras como Crimen deben ser reivindicadas, ahora más que nunca. Para aquellos que deseen profundizar en la vida y en la obra de Agustín Espinosa les recomiendo leer el ensayo Agustín Espinosa, entre el mito y el sueño, publicado en 1986 o la edición de sus obras completas en cuatro volúmenes, editadas en la colección Insoladas, cuyo autor es José Miguel Pérez Corrales, uno de los mayores expertos en surrealismo y en la obra espinosiana.

Por cierto, al inicio del bloque final titulado “Invierno” de Crimen el mismo Agustín Espinosa alude a una pieza musical: “Valse poudrée” de Francis Popy. A todos aquellos que se animen a leer esta obra les aconsejo que lo hagan con esta música sonando de fondo pues eso les trasladará a los convulsos y agitados años 20, años en los que precisamente nació el surrealismo.

Vicente Gutiérrez Escudero

[1] Ver antología La zozobra de la lengua, Ed. El Desvelo, 2017. https://zasmadrid.com/la-zozobra-de-la-lengua-se-publica-la-antologia-mas-completa-de-gherasim-luca/

 

En https://www.elfaradio.com/2020/04/20/vals-de-crimenes/

TRADUCCIÓN

GHADAH KAMAL AHMED (guerrera surrealista)

Ghadah Kamal Ahmed es una poeta y artista (sus collages son potentísimos) egipcia (es original de Mansoura pero vive actualmente en El Cairo), que forma parte del movimiento surrealista egipcio y que tiene los santísimos ovarios como para impulsar en Medio Oriente, junto con otros amigos y amigas egipcios y sirios, la revista surrealista árabe “The room”. Conocerla ha sido todo un regalo, no sólo por sus ideas políticas, sus versos y su generosidad, también por el hecho físico, material, de pasear con ella por El Cairo profundo, desafiando las miradas y los prejuicios una sociedad represiva y castrante; ha sido todo un ejemplo vivo de libertad, de valentía y de subversión. Casualmente el viernes pasado participé en un acto organizado por los amigxs de la revista “The Room” en la librería árabe feminista “Elles”, y en ese acto la estudiante de doctorado Phoebe Bay habló en árabe de mi libro “La mujer abolida”. Pues bien, Ghadal Kamal es un claro ejemplo viviente de “mujer no abolida”, que se resiste a “ser abolida”. He aquí una traducción mía de uno de sus poemas más emancipadores.

Captura de pantalla 2020-03-01 a las 11.46.41

LA TIENDA DE CEREBROS DAÑADOS

Abriré una tienda que venda cerebros dañados.

Mis productos no serán caros.

Ayudaré a los idiotas a parecer más estúpidos en las sombras.
El nombre de la tienda será “Fantasma de la Ópera”
Los estantes contendrán cerebros a precios razonables.
Cerebros humanos, de monos, ranas y cuervos.
Estará disponible para los humanos a partir de ahora, para cambiar sus cerebros aquí en mi tienda mientras bailan;
(El fantasma de la ópera) música.

Un joven fue traicionado por su novia, por lo que decidió reemplazar su cerebro con el cerebro de un pez.

y en el pueblo se le empezó a llamar “el hombre pez”

Otra mujer perdió a su hijo en la guerra, y ella reemplazó su cerebro con el cerebro de una mujer con psicosis.

y muchas historias más……

Un día, una mujer vino sin senos y quería reemplazar su cerebro por un árbol. Dicen en el pueblo que perdió a su bebé en un ataque aéreo y se cortó los senos,
y cuando le dijimos que no estábamos reemplazando cerebros por árboles

se sacó los senos cortados de entre los muslos y disparó a todos en la tienda.

Sonaba La Masacre Cerebral:
(fantasma de la Ópera)

Estaban lloviendo ranas, ¡qué maldición! .

Solo la vacilación de una mujer delirando al inicio del camino.

El funeral de un soldado que regresó de la guerra sin armas, y su madre le hizo un cuerpo de madera, como si fuera el funeral para Punicyo.

Los sonidos de la guerra iluminan la noche de los borrachos.

Las luces del avión iluminan el dormitorio de las prostitutas.

El aire está saturado de muerte.

Una mujer sin senos y sin cabeza está buscando el tronco del árbol.

Ninguna cabeza canta en voz alta:

Siento que la sombra es más honesta
Bajo las sombras aparecen nuestras características ocultas,

Allí, a la sombra, todos nos parecemos.

Los perros son perros
Los humanos son seres humanos
Los monos se convierten en monos.

¿Crees que es por eso que los que visten ropa cara tienen miedo de caminar en las sombras?

Conocí a una mujer que amaba dibujar sombras
Ella cambiaba sus ojos todos los días
Hay una tienda en las afueras de la ciudad.
Vende ojos usados ​​a precios de descuento.

Y un día, decidió vender su lengua y comprarse una nariz nueva.

Ella se detuvo frente a su sombra,
y sacó su lengua,
y luego se la cortó mientras se reía.

Luego recordó que quería vender sus senos y reemplazarlos por dos engranajes.

Se miró la lengua cortada y lloró.

Las habitaciones cerradas están llenas de arañas.

Los Techos son las casas de las arañas.

¡Qué felicidad!

Recuerdo lo feliz que yo era cuando estaba colgando por mis pies en el techo de la habitación.

Miraba todo en silencio y construí una guitarra para convertirla después en una telaraña y atraer con ella a todos los que no me gustaban, y derretirlos con ácido en las sombras de la habitación.

No soy una araña pero amo la rana de madera,
y me encanta su graznido colectivo…
como una sinfonía caminando por las sombras de la noche.

Oh, si yo fuera un lobo…
Amo a los lobos que viven sólo en las sombras.
Baile
Aullidos
En la sombra

Entonces ella camina a su alrededor en un baile acrobático.

Ella se suicida junto al tronco del árbol.

lamentos, ranas Caídas, un soldado sin extremidades,
una mujer con Delirio
una tienda que vende fragmentos de cuerpo
Bomba
Sonido de bomba
gritando

gritando

Ghamal Kamal Ahmed

Traducción realizada por Vicente Gutiérrez Escudero

Captura de pantalla 2020-03-01 a las 11.41.49

Collage de Ghadah Kamal

TRADUCCIÓN

MOHSEN ELBELASY

 

Mohsen Elbelasy es un poeta surrealista egipcio, director de la revista surr en árabe “The room”. Todo un descubrimiento, por los textos traducidos al inglés y francés que he podido leer hasta ahora.  Ha participado en el último número de la revista “Drosera. Comunicación onírica”. He traducido uno de sus poemas en francés; un torrente imaginativo imparable. Ahi va, junto a uno de sus perturbadores collages.

74905869_579238809295484_6464109402429654778_n

 

Arrastrándose por El Cairo

No es suficiente con morir aplastado por las olas de la impotencia ridícula
Mira estos cuchillos Estos son mis huesos triturados en mi carne desmenuzada
El sol con sus cabellos negro refleja nuestra combustión
Oh quemadura sin nombre, pon tu dedo en mis ojos
Pesadillas en los brazos destrozados flotando sobre los ojos que la avaricia apaga
Arrodillado ante los zapatos del exterminador de sombrero reluciente
Mientras fumo mis pies, fotografías desgarradas salen de mi boca
Llenando los cielos de la memoria derrotada
(El primer titular:
el ruido de los gusanos no aporta calma a los cubos de basura)
Todo lo que existe está roto, como el horizonte agrietado
Pequeños fantasmas se entregan al crimen
Y no te disculpes ante la perezosa reina de la demolición
Los ojos se convierten en fábulas ridículas
El humo de los nervios podridos forma una mano que apunta hacia arriba
(El segundo titular:
un gran día en la conciencia del establo)
Han crecido plumas en la piel de aquellos que se arrastran
Por la noche, la garganta del drama se agrieta y no puede soportar los gritos o el agradable gemido masoquista de los moderados
Más hermoso que un rostro al que la lepra de la verdad infectase
Sólo el drama se retuerce silenciosamente y sus arrugas se extienden
El polvo del miedo se aburre en la tumba
La humillación es inmensa
Más grande que una caja de cerillas
Arrastrarse es lo suficientemente grandioso para los salmos de todos los culos cacheteados
Que como la tierra asmática del Señor vomita inutilidad o tal vez
Arrastrarse por El Cairo sea suficiente para morir en rebeldía
Una ausencia más que la ausencia
Cualquier ausencia de la tierra del Señor y el asma es saludable
(El tercer titular: La hormiga hambrienta irá al cielo)
Todos esos que caminan son fabricantes de horcas La ecuación se descompone en salpicaduras
Los márgenes se elevan como una muerte visible
Muchas sombras y voces
No hay ningún hilo que conduzca a los cuerpos quemados
Tal vez sus cuellos nos digan cómo morir arrastrándonos
Como cajas de gas y pústulas deslumbrantes perdiendo el aliento hacia el establo de las ciudadelas grises
Más grises que el sol
(El cuarto titular: La asfixia es buena para la salud)
La sangre del sueño se mezcla con la rutina del despertar
Nosotros no tenemos venas, nosotros
la mezcolanza sin vida envuelve las cabezas
Vacío fangoso debido a la pérdida de uno mismo
Tal vez arrastrarse por El Cairo disperse el cadáver del tiempo amarillento
Mientras que en nuestra exhalación plena los enjambres de langostas hagan volar lo imposible,
nuestra exhalación que rompe el sabor de la tierra y sacude los muros de la sed
(El quinto titular: El cielo nos incordia como fotografías)
Nuestras pestañas están tan aburridas como un río que tiembla por miedo a ser obstruido
Muchos reptiles y ratas con las caras tatuadas cuelgan famélicos por las calles
El muro del ahogamiento los está matando de hambre
Más que las gargantas derrotadas
Más que los que van siendo olvidados en fotografías abandonadas La ciudad de la muela arrancada
Arrastrarse por El Cairo no es suficiente para no hacer nada
El último titular
(Un poste de la luz se inclina y amenaza a los transeúntes que caminan sobre los cadáveres de los reptiles)

Traducción realizada por Vicente Gutiérrez Escudero

images

REVISTA

DROSERA Comunicación onírica #6 (19/2/2020)

Acaba de salir el sexto número de “Drosera. Comunicación onírica” que editamos varios amigos del Grupo surrealista de Madrid. Perdón por habernos quedado dormidos pero este nuevo número ha llevado su tiempo y no es por nada, pero sus contenidos desencadenan potentes emergencias oníricas de exterioridad. Ahí va:

SUMARIO

Entrevistas inéditas de Vicente Gutiérrez Escudero a Jan Švankmajer y a Ron Sakolsky. Galería de sueños: Th. D. Typaldos (grupo surrealista de Atenas), traducido por Juan Carlos Otaño Mohsen Elbelasy (movimiento surrealista egipcio y coordinador de la revista surrealista árabe The Room). Objetos oníricos: Marcos Isabel: Brújula-espejo. Textos de Ron Sakolsky: Rascando el vientre del tigre. Poemas basados en sueños y frases oníricas: Leticia Vera  Julio Monteverde  Jesús García Rodríguez (Jesús Garzía Antonio Méndez Rubio. Laboratorio de lo onírico: Luis, Jana, Rubén y Gabriel; niños y niñas de 3 y 4 años de un colegio público de Cantabria.

Os recordamos que “Drosera. Comunicación onírica” es una publicación atemporal que tiene como principal objetivo la fusión definitiva del sueño y la vigilia, aunque también está involucrada en la emancipación absoluta del ser humano y los demás seres de la biosfera. Incluye textos críticos en torno al dormir y el soñar, transcripción inmediata de sueños y pesadillas, dibujos oníricos (se prioriza y agradece la inhabilidad), anécdotas y noticias que guardan relación con el dormir, el soñar y el sonambulismo provocado.

Pedidos a: comunicaciononirica@gmail.com (1 euro más gastos)

 

sirve4

THE ROOM

El surrealismo árabe está más activo que nunca. Prueba de ello es la nueva revista surrealista “The room”, que aparecerá en enero, tanto en papel como en formato digital (se publica en la plataforma cultural Rê, dirigida por el escritor sirio kurdo Joan Tatar) y coordinada por Mohsen Elbelasy. Cuenta con un equipo de redacción muy diverso, en el que están el poeta surrealista griego Thomas Tympaldos, el surrealista Yasser Abdel Qawi, el escritor, artista e investigador estadounidense Craig S. Wilson y la escritora egipcia Ghada Kamal. En este primer número se cuenta con la participación directa de más de cuarenta artistas, escritores, poetas y destacados investigadores del surrealista de más de treinta nacionalidades .Algunos de ellxs son Samir Gharib, Abdul Qadir Al-Janabi, Zazi, Veronica Cabanillas Samaniego, Mahdi Al-Nafry, Karim Saadoun, Mohammed Al-Kashef o Monique Martha. En este primer número aparece uno de mis collages, algunos de mis sueños y una entrevista reciente al Grupo surrealista de Madrid.

9694a6eb-5a34-4488-94bd-e455703a91ae-1-768x994.jpg

Comparto aquí algunas de las descripciones que hace el propio coordinador del proyecto:

“Nuestro enemigo es la imagen pseudodiluida del surrealismo”

“Dada, es el viejo fantasma que no quiere desvanecerse, es un viejo enemigo que tenemos que matar de nuevo”

“En medio del exterminio étnico y de clase y otros muchos exterminios psicológicos, anunciamos una vez más que adoptamos nuevamente la confusión estudiada de los sentidos. La vida es brutal, cruel, arrogante, hasta el punto de que a menudo me entristezco ante la muerte con la que siempre uno debe enfrentarse. (…) La libertad comienza con la liberación de la imaginación. No hay salvación si no es con imaginación”

“Eres como una antena de radar psicológica viva, te revelas completamente en el espacio de los sentimientos, recoges cada vibración, cada temblor, cada sentimiento errante a tu alrededor y lo amplificas para que puedas rastrearlo y grabarlo, estás completamente expuesto a cualquier sentimiento, ya sea proveniente del cielo o que haya escapado del infierno, por lo tanto, eres surrealista”

“Traeremos la tormenta”

Mohsen Elbelasy

 

العدد الأوَّل من مجلَّة “الغرفة” السرياليَّة، قريباً…